Now Reading
Visitamos bodegas de Catamarca

Visitamos bodegas de Catamarca

Vinos del lejano oeste: Visitando bodegas de Hualfín, Tinogasta y Fiambalá

Catamarca emerge entre dunas, termas, volcanes, adobe y santos coloniales. Y ya no es novedad que sus condiciones para el desarrollo de la vitivinicultura de altura (viñedos que llegan hasta los 2500 m.s.n.m) han colocado a su bonarda, cabernet y ( especialmente) syrah en la lupa de muchos enófilos curiosos.
Amplitud térmica, suelo y buena insolación permiten a los vinos catamarqueños revelar buen potencial aromático y estructura.

A continuación, tres pueblos y tres bodegas que no podés dejar de conocer en tu próximo viaje a Catamarca

1
Perro Guardián, San José de Tinogasta (Tinogasta)

Perro Guardián es un proyecto vitivinícola ubicado en San José de Tinogasta, un pueblito de altura que está a 12 kilómetros de la ciudad cabecera de Tinogasta (conocida, también, por su olivas y su riquísima “ruta del adobe”). Su propietario, Raúl Fidelio, es rosarino e Ingerniero Agrónomo y vive en Tinogasta desde hace 8 años. La bodega, de corte familiar, elabora unas 20 mil botellas de malbec, bonarda, syrah, tanat y torrontés que salen con el nombre de Kamak. Las tareas las comparte con su hija enóloga, quien tambien forma parte del equipo de Clos de los 7. Cuentan con un pequeño restaurante donde es posible deleitarse con empanadas y tamales mientras se degustan sus vinos.

Antes de salir de Tinogasta no dejes de conocer el oratorio del los Orquera, una preciosa capilla de 1700 que, entre sus imagenes, conserva un curioso óleo de la Virgen María amamantando al niño Jesús.

2
Don Diego, Fiambalá (Tinogasta)

Esta bodega tiene alrededor de 25 años en el mercado y podría decirse que es la más conocida de Catamarca. Tiene certificación orgánica en viñedo y elaboración, y está localizada en las puertas de Fiambalá , sobre la ruta 60, en el sector Noroeste de Tinogasta. Su nombre rinde tributo a Don Diego Carrizo de Frites quien introdujo las primeras uvas en Fiambalá, en 1702. Los viñedos de Don Diego están ubicados a 2500 m.s.n.m. El edificio esta construido en adobe y cuenta con una cava subterránea para 100 barricas y 150.000 botellas. En su restaurante se sirve comida regional. info@fincadondiego.com

Si llegás hasta aquí, no dejes de disfrutar sus aguas termales a corta distancia de la ciudad de Fiambalá.

3
Bodega Hualfín, Hualfín (Belén)

Hualfín es un pueblo tan encantador como pequeño, localizado a pocos kilómetros de la ciudad cabecera del departamento de Belén, considerada la puerta Sur de los Valles Calchaquíes.
La bodega Hualfín se gestó como proyecto social, donde el municipio local y la minera La Alumbrera sumaron voluntades para dar forma a la primera y única bodega municipal de Latinoamérica. De este modo, desde 2011, la bodega compra a los productores locales alrededor del 20% de su producción para elaborar 300 mil litros de torrontés y syrah de gran valor enológico. Los viñedos de los vecinos están a casi 2000 m.s.n.m. La marcada ampliud térmica aporta rico color, expresión y estructura al futuro vino. De todas las bodegas que visité en Catamarca, debo decir que Hualfín fue mi favorita y los precios de su Qylur Syrah son casi irrisorios (prohibido irse de aquí sin vino).

Antes de salir de Belén den una vuelta por Londres, la segunda localidad más antigua de Argentina (luego de Santiago del Estero).

What's Your Reaction?
Delicious
4
Funny
0
Love
7
Moan
0
Wow
6
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 Issue Magazine Wordpress Theme. All Rights Reserved.

Scroll To Top