Now Reading
Bodegas recomendadas de San Rafael

Bodegas recomendadas de San Rafael

Te contamos algunas buenas opciones para hacer turismo en San Rafael. Bodegas únicas con vinos únicos. Algo de historia y muchas experiencias sensoriales te esperan en este viaje leído al Sur.

Hay templos ya muy conocidos que, claro, valen la pena la visita. La bodega Valentín Bianchi, clásico de clásicos, representando a la industria del vino y del enoturismo desde épocas inmemorables. También Bodega La Abeja, la primera de San Rafael, fundada por Rodolfo Iselin. Sin embargo queremos contarte de otras opciones.

De aroma francés

Bournett

Con su propia Sala de Aromas con más de 30 descriptores, Bodega Bournettte invita a disfrutar con todos los sentidos y a aprender más sobre vino.

Cultivan Malbec, Corbeau, Merlot, Pinot Noir, Bonarda, Cabernet Sauvignon, y Chardonnay. El proyecto que nació en 1997 y permite visitar sus instalaciones, tener una experiencia sensorial en la Sala de Aromas y degustar los vinos. Tienen una selección muy variada de líneas de alta gama, incluyendo rosados y espumantes.

Vino, Arte, y Cultura Local

Bodega Labiano

Camino al Cañón del Atuel y con una fuente de vino muy fotografiable dando la bienvenida, esta bodega merece una visita.

El edificio, casi centenario, mistura muy bien las nuevas tecnologías con la historia. En su recorrido, podés ver el proceso del vino, pero también arte, historia y cultura. Cuadros, estatuas, pinturas y leyendas se van revelando en la guiada. En el subsuelo hay tres salas dedicas exclusivamente al arte y al vino: una con barricas intervenidas por artistas mendocinos; otra que alberga los principales escritores mendocinos y sus trabajos sobre el vino; y una última que exhibe pinturas de los artistas más reconocidos en Mendoza.

Para hacer compras

Bodega Goyenechea

Esta centenaria bodega familiar lleva seis generaciones haciendo vinos formidables. Se puede visitar las instalaciones haciendo un recorrido que muestra el camino de la uva desde su recepción en bodega, hasta convertirse en un vino embotellado.

Al final del paseo, podés probar sus vinos que tienen una excelente relación precio- calidad. En su tienda, también tienen aceite de oliva.

Para una dosis de Glamour

Algodón Estate

Con su propia cancha de golf, esta bodega tiene todo el glamour y clase de los grandes emprendimientos del Valle de Uco. Recomendamos mimarte con una experiencia enogastronómica única en su restaurante o una visita por la casona y bodega.

La antigua casona de la finca – ahora remodelada – es de 1921: paredes de adobe, techos de caña, chimeneas en cada uno de los ambientes. Una sala de estar con la tradicional estufa a leña, biblioteca, pileta con solárium y parques.
En el lugar, hay bicicletas y hasta una pequeña tropilla de caballos criollos para hacer circuitos dentro de la finca.

El Clubhouse, construido entre una centenaria plantación de olivos, ofrece las últimas novedades en artículos de golf, y allí funciona el restaurante que sirve menús maridados con los vinos de la bodega.
La Finca tiene 300 hectáreas en un imponente paisaje. Los vinos son muy ricos. Las variedades plantadas son Cabernet Sauvignon, Bonarda, Malbec, Syrah, Merlot, Pinot Noir, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Semillón y Verdot. ¡Una delicia!

Visitas diferentes

La casa Burgos

Para los amantes de la historia y la literatura, la Casa de Elena Fausto Burgos puede representar una belleza. Es considerada huella histórica de la cultura nacional, declarada Patrimonio Cultural de Mendoza. Perteneció a los escritores Elena y Fausto Burgos. Ambos aportaron mucho a la cultura literaria de la zona. Su obra rescata mucho del folklore sanrafaelino, contiene nombres de flora y fauna y peculiaridades lingüísticas.

La casa se puede visitar (está entre las calles Saavedra y Chile), lo más valioso es una colección de arte del siglo XVIII y de artistas argentinos, mobiliario del Alto Perú y una gran biblioteca del autor con libros originales, encuadernados por María Elena Catullo de Burgos.

La biblioteca guarda una colección muy variada de obras de arte de la Cultura Inca, objetos de plata, instrumentos musicales y pinturas que se mantienen hasta la actualidad, como marca del pasado cultural de la región.

Museo de la sal

Para visitar el Museo de la Sal y Las Salinas del Diamante hay que salir temprano porque el sol con el blanco de la sal pueden ponerse intensos. Queda camino a Las Leñas, y si tenés suerte, te puede tocar un día en el que el agua de lluvia haya cubierto las salinas, convirtiéndolas en un gigantesco espejo que refleja la montaña.

En el ingreso al museo y sus inmediaciones, hay maquinaras que se utilizaban para extraer el mineral. El lugar abre durante el verano, los fines de semana largo, Semana Santa y las vacaciones de invierno.

En el Museo de la Sal hay sales provenientes de distintas salinas del mundo. También podés comprar sales saborizadas con hierbas de la zona, limón, tomillo, chimichurri o con especias tradicionales, así como sales de baño.

Dado que la apertura de las Salinas tuvo éxito entre los visitantes, se planea explotar el astroturismo en el lugar, ya que tiene condiciones óptimas para efectuar visualizaciones, y existe la posibilidad (en el futuro) de realizar viajes en globo aerostático.

Si te interesa más sobre San Rafael y las actividades al aire libre te invitamos a leer este otro artículo.

What's Your Reaction?
Delicious
1
Funny
0
Love
6
Moan
0
Wow
3
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 Issue Magazine Wordpress Theme. All Rights Reserved.

Scroll To Top