Now Reading
Salta y sus viñedos del cielo

Salta y sus viñedos del cielo

Sé que va a sonar estúpido, pero lo voy a decir igualmente. Lo que realmente me sorprendió de volar a Salta fue que la cordillera de los Andes estaban a ambos lados del avión! Al ser una persona consistentemente desorientada que confía en la cordillera como punto de referencia al navegar en Mendoza, esto era realmente alucinante: que pudieras estar en la tierra llana y tener montañas todo alrededor tuyo. Es muy bonito volar a Salta.

Cuando uno llega al aeropuerto puede pasar que te sientas señalado como turistas ya que los choferes de taxi se te acercan vestidos de gauchos, en realidad es el caso a la inversa- los gauchos son los que pretenden ser choferes de taxi. Tal vez es sorprendente en un bastante occidentalizado siglo 21, pero aquí los locales eligen seguir vistiendo sus indumentarias de gaucho. De hecho por fin se siente que estás en un país del extranjero.

La ruta a Cafayate

El corazón de los viñedos, Cafayate, se encuentra a casi 200 km al sur de Salta, lo cual puede ser algo no muy lindo de escuchar después de un vuelo, o peor, después de 12 hs en el asiento de un bus. Pero no desespere—el viaje vale la pena. Alejándose del verde paisaje salteño, pasarás campos de tabaco y campos agrícolas antes de llegar a paisajes desérticos  de blancas arenas, montañas de matices color pastel y protuberancias de piedra color rojo fuego. Podrás ser disculpado por pensar que estas incrustaciones de piedra hayan recién brotado de la corteza terrestre, se ven bien jóvenes para tener 65 millones de años.

Todo el viaje toma alrededor de tres horas en auto, pero hay un montón de paradas de camino que van a lograr que quieras que el viaje demore un poquito más. Los adictos a la adrenalina tal vez quieran parar en la represa Cabra Corral para hacer algo de Kayak o bucear y poder apreciar bosques petrificados, o bien tirarse en una tirolesa de 700 m. Pero para aquellos que se encuentren en una misión gastronómica y enológica, “Puesta de Cabras” es la casona a mitad de camino. Dirigida por el porteño Adrian y su compañera Mercedes, aquí puedes zambullirte en una picada con sus quesos de cabra caseros o deleitarte con un café y sus tortas o postres (asegúrate de probar su dulce de leche de cabra). Si te enamorás de su lugar, hay algunas cabañas rústicas con pileta de natación para invitados de una noche.

Si ya te encuentras listo para abrir alguna botella de vino local, hay una pequeña bodega artesanal, a veinte minutos de ruta. Asegúrate de doblar por una calle de tierra buscando Finca Las Curtiembres, una pintoresca bodega familiar que se erige frente a un hermoso fondo rojo. Aquí puedes probar algunos de los vinos artesanales de Nestor, y empaparte de un paisaje hermoso. Finca Las Curtiembres, Ruta Nacional km 68, tel 0387 155736655.

Continuando por la ruta nacional hay una formación de rocas muy interesante llamada La “Garganta del Diablo” que por su concavidad devuelve el sonido como una risa maléfica. Trae tus zapatillas y escala tanto como puedas. A la vuelta hay una formación similar, aunque esta vez más estrecha y cilíndrica: el anfiteatro. Con una acústica impresionante, éste es el lugar para dar rienda suelta a tu mejor Freddie Mercury.

A lo largo del resto del camino, no hay escases de sorprendentes formaciones rocosas de esas que hacen sudar a los geólogos y que al resto de los mortales nos deja con la boca abierta. Las inusuales formaciones tienen las más variadas formas; castillos, un monje, y un doble perfecto de un sapo gigante—completamente erosionado por el sol, la lluvia y el viendo, algún día va a adelgazar tanto que será algún tipo de príncipe.

Llegar a Cafayate desde un paisaje tan salvaje, hace que parezca otro mundo—viñedos ordenados y arquitectura española se alinean en sus anchas calles. Aunque la pequeña ciudad de Cafayate es un típico pueblo rural Argentino, lo que sobresale son las  casas de estilo colonial con balcones atractivos y arcadas alrededor de la plaza principal. La plaza congrega restaurantes, tiendas de regionales y pequeños mercados de artesanos. Pero la gran plaza de color naranja es probablemente el edificio más icónico del pueblo. El edificio más divertido del pueblo está en la esquina de la plaza, el banco local. Totalmente fuera de lugar, este banco se diseñó para soportar grandes nevadas, y sorprendentemente Cafayate apenas recibe un dedal de nieve por año. Esto fue un fatal error de comunicación en algún punto entre los arquitectos y quién entregaba los proyectos terminados—el banco debía ser construido en la nevosa Calafate, unos 2700 km al sur. Y allí está, un error de tipeo muy caro, en toda su gloria

Otro edificio destacable en el centro de Cafayate es la casa con forma de llama de un artesano local, a medio terminar, se encuentra justo enfrente al Museo de la Vid y el Vino. Este último es el museo de su tipo más grande de Latinoamérica; este museo interactivo fue abierto a comienzos del año y tiene exhibiciones para atravesar caminando, acerca de las condiciones extremas de Cafayate, su clima, geografía, suelo, historia y proceso enológico (completo con efectos de sonido) shows de luz  y poéticas y sensuales descripciones de las plantas que harán sonrojar al más liberal de los jardineros. Para información acerca de visitar bodegas en la región, visite el centro de información a la vuelta de la esquina.

En el centro de la ciudad, una de las actividades más culturales es ir a una de las últimas “pulperías” en Cafayate. Aquí puedes conseguir remedios naturales para la impotencia (mascando una olorosa raíz dura), muchas especies y hierbas secas, lana de llama, cerámicos rotos, una jarra con vino y salame con los locales, y lo mejor de todo: podés comprar coca!!

Hay solo un punado de lugares en el mundo donde se puede hablar de tomar coca con cualquier persona sin batir un párpado—y Salta es uno de ellos. Decir “anoche coqueé” es perfectamente aceptable en cualquier conversación, por supuesto que coquear en Salta se refiere a chupar hojas de coca y no de ningún otro polvo blanco ilegal. Siendo un turista con todos mis clichés, obviamente quería probar algo. Los locales coquean para prevenir dolores de cabeza del mal de altura, ayudar a la digestión y para mantenerse despiertos durante las noches largas. Arma una bola de hojas en una de las mejillas como un hámster, la cual se puede construir a lo largo de horas hasta un punto donde no se puede agregar más hojas a la bola y la escupes, y empiezas de nuevo. Para ser sincero sabe a chupar hojas de té, aunque te da un empujón anímico, especialmente si las mascas, lo cual fue mi error. Y sí, ¡¡ayuda a la resaca!!

Las bodegas de Cafayate

Antes de adormecer la boca con hojas de coca, sumergirse en las bodegas de Cafayate es lo más alto en la agenda de los visitantes. Lo mejor del pueblo de Cafayate es su tamaño y su proximidad a las bodegas. Fácilmente se puede caminar o ir en bicicleta (aunque haya algunos valles que requieran auto o incluso una 4×4)

Probablemente una de las más turísticas es Vasija Secreta. El contenido de muchos buses de turistas es descargado en esta bodega que data de 1857, y se encuentra justo afuera del centro de la ciudad, con verdes viñas que se extienden hasta la montaña. Jubilados se tuestan al sol y la humedad del patio, mientras aguardan para unirse al próximo tour y luego poder echar mano al más barato de los vinos y de vuelta al bus, haciendo que el lugar sea bastante entretenido de visitar (aunque un poco claustrofóbico). Con un pequeño museo del vino, una pintoresca sala de degustación y un aspecto desgastado por su historia, la bodega es un lugar muy lindo para visitar, junto con su restaurant de comidas locales simples, que puede incluir platos como tamales y guiso. Antigua Bodega Vasija Secreta, Ruta 40, tel 3868 421850

Una de las familias más renombradas de la industria del vino en Salta es la familia Etchart. Ellos realmente fueron quienes pusieron al Torrontés en el mapa, además contando con numerosos proyectos en la zona, que incluyen uno de los favoritos de la crítica—San Pedro de Yacochuya. Esta es una producción mucho más boutique que la familia comenzó a hacer con el, hasta ese momento desconocido, enólogo francés Michel Rolland. Su pequeña producción de Malbec y Torrontes han crecido en estatus, y son estos vinos o que constantemente obtienen más de 91 puntos en afamadas competencias de vinos internacionales. Ubicada en las alturas de Yacochuya, la bodega tiene una gran vista sobre toda la cuenca de Cafayate y la cordillera; una increíble postal.

A 2035 msnm, las viñas de 80 años cuentan con un terruño y clima desafiante, con menos radiación solar, por ende maduración más lenta que tierras abajo, lo cual resulta en vinos con muchos taninos, color y estructura. Siguiendo el estilo de Rolland, estos vinos pasan un buen tiempo en barricas de roble francés, y son muy añejables. Pero no se deje llevar por los bombos y platillos de los puntos, ésta es una visita pintoresca ya que la bodega es una simple galpón con tecnología de punta, arte local y hermosas vistas. Si llegas a conocer al dueño, Marcos Etchart, te darás más que un gusto, ya que su  estilo bohemio le da a la bodega un toque realmente personal. Con reserva previa para degustación. San Pedro de Yacochuya, Ruta provincial  2 km 6 tel 03868 15400890

Otra de las bodegas a visitar es El Esteco, la cual siendo un hito de estilo colonial encalado en la ciudad, es otra de las más históricas bodegas en Argentina con un tremendo legado desde sus fundadores, los afamados hermanos Michel Torino, en 1892. Esta hermosa bodega tiene reliquias de su larga trayectoria enológica, desde las chimeneas hasta los fermentadores pileta a leña y sus grandes vasijas de grandes producciones en su apogeo. En la actualidad es una operación más pequeña, aunque aún tiene grandes cifras en cuanto a su exportación, siendo la sexta exportadora más grande de vino del país. Podrás elegir entre muchos tours, actividades y degustaciones, pero les recomiendo especialmente que prueben el Finca Los Notables Cabernet Sauvignon y sus icónicos blends. El Esteco, Ruta 40 y ruta 68, tel 03868 421139
si lo que busca es encontrar una producción bien boutique en Cafayate, Pena Veyret Durbex es la visita perfecta. 20 km afuera del pueblo, de regreso a la ciudad de Salta, esta bodega es además un encantador hotel boutique de estilo rústico ubicada dentro de otro paisaje. Allí se sentirá en el medio de la nada, pero en el medio de un hermoso valle rodeado de cabritos. El enólogo puede mostrarle la producción completa en muy poco tiempo y en muy pocos metros cuadrados. Hacen un Torrontés muy sutil, un Malbec elegante y un pimentoso Cabernet Sauvignon, todos de muy buena calidad precio/producto. Además es un muy lindo lugar para almorzar en su restaurant, y si siente un fuerte apego el hotel se encuentra subiendo las escaleras.  Pena Veyret Durbex, Ruta Nacional km 18,5 tel 03868 421555

Ciudad de Salta

Aunque probablemente no quieras dejar atrás la hermosa Cafayate, deja algo de tiempo para la ciudad de Salta. Un poco derruída por todos lados, esta glamur colonial descolorido le da una atmósfera única, y los animados salteños hacen que sea una visita divertida. Durante el día hay varios museos que visitar, incluyendo el MAAM, que conserva tres momias incas encontradas en la cordillera de los Andes, que se rotan para su exhibición. Alrededor de la plaza principal hay edificios atractivos y principalmente las iglesias de las postales. La catedral de color rosa pálido se ubica frente a la plaza y es la más fotografiada aquí, pero a la vuelta de la esquina se encuentra la iglesia rojo Malbec de San Francisco, tal vez el edificio de más impactante diseño ruso zarista.

Salta proyecta una sensación de lugar tradicional, y eso se refleja en los productos y su cocina. Éste es el lugar ideal para comprar artesanías, para lo cual hay una gran cantidad de tiendas en la ciudad, pero el mejor lugar para quemar unos pesos, es en el mercado artesanal, justo en las afueras de la ciudad. Un mercado que ofrece artesanías de buena fé, y se puede encontrar muchas de platería, en madera y los omnipresentes pulovers de lana de llama. Al otro lado del camino hay un mercado boliviano de carácter mucho más vulgar.

Vas a encontrar mucha comida rápida en la ciudad de Salta—como tamales y humita servida por mujeres nativas en cada esquina, asegúrate de probar alguna. Los restaurantes van de buenos a estándar, pero si quieres algún lugar con una buena degustación de vinos junto con la cena, fíjate en la vinoteca—restaurant—bar Fuiste Uva. Es un bar popular y de moda (para Salta) con una muy buena selección de vinos salteños y de otras partes de Argentina que puedes probar por copa o por botella mientras mordisqueas una picada o alguno de sus platos de estilo gastro pub. La vida nocturna no debe ser pasada por alto y la famosa peña es un deber para cualquier visita.

Vinos para degustar

Yacochuya Malbec: un vino bastante intenso con mucha fruta negra, pimiento rojo, violetas y vainilla. Un vino muy carnoso con un gran potencial de guarda, pero bastante tomable ya con un final suave y redondo. Éste fue uno de los vinos más interesantes en nuestra degustación Anual 2011, demostrando un Malbec de carácter.

Amalaya Gran Corte:  un blend muy fácil de tomar de una bodega nueva, con mucha fruta fresca y un poco de especias en el fondo. Liderado por el Malbéc, tiene también 10% Cabernet Franc y 10% de Tannat, todos de la bodega

Finca Notables Cabernet Sauvignon, El Esteco: Los Cabernets Sauvignons de la región son realmente interesantes  y éste en particular tiene muchas especias y fruta madura.

Vos Torrontes, Vasija Secreta:  un Torrontes de color dorado, con la clásica banana, melón y coco pero con una muy linda cremosidad proveniente de su finalización en barrica.

Alta Vista Premium Torrontés: Uno de nuestros Torrontés favoritos hechos en Salta por una bodega mendocina. Bien equilibrado con buena fruta, acidez y mineralidad. Otro de los que más nos gustó en la degustación de 2011.

**para información de las bodegas y regiones vitivinícolas de Argentina, Bodegas de Argentina debería estar en la cúspide de tus contactos. Esta organización promueve el enoturismo en el país y le puede proveer de información de los distintos caminos del vino, incluyendo Salta y Cafayate

www.bodegasdeargentina.org

Por Amanda Barnes

Publicado en la edición Diciembre 2011/ Enero 2012 de Wine Republic.

What's Your Reaction?
Delicious
0
Funny
0
Love
0
Moan
0
Wow
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 Issue Magazine Wordpress Theme. All Rights Reserved.

Scroll To Top