Now Reading
Mendoza en 6 áreas protegidas

Mendoza en 6 áreas protegidas

Si estás planificando una escapada de fin de semana o proyectando algunos días de vacaciones en Mendoza, te comentamos sobre 6 áreas protegidas de Mendoza- bien diversas- que deberías incluir en tu próximo itinerario


Reserva de la Biósfera Ñancuñan (Santa Rosa)

Las reservas de Biósfera son sitios protegidos que impulsan la integración armónica entre la comunidad local y la naturaleza, promoviendo el desarrollo sostenible, intercambio de conocimiento, reducción de la pobreza, mejora del bienestar y respeto a los valores culturales. Ñancuñan es casi desconocida para la comunidad local. Sin embargo, se trata del área protegida más antigua de Mendoza .

Declarada Reserva Provincial en 1961, y adherida a la Red Mundial de Reservas de Biósfera desde la década de 1980, cuenta con 12 mil hectáreas y su principal objetivo es la protección de distintos ecosistemas del bosque de algarrobos (el más importante de la provincia) como así también la conservación del suelo y de flora y fauna nativa.

La reserva cuenta con guardaparque, área de picnic, proveduría y acampe agreste.
Hay que tener en cuenta que los mejores meses de visita van de marzo a noviembre. Y que no hay agua potable indispensale traer.
Desde “Las Catitas”, en Santa Rosa, son 87 kms por la Ruta Provincial 153 hacia el Sur. Una vez en el pueblo de Ñacuñán se debe continuar por la calle el Molino 4 km hacia el Este para arribar a la seccional de Guardaparques

¿Qué significa Ñancuñan?
Neykuñan es una palabra pehuenche que significa “águila blanca” (y es nombre al que la gente de campo se suele referir al aguilucho común). Ñancuñan fue el último cacique del sur de Mendoza, gran aliado del General San Martín


Reserva Natural Bosques Teltecas (Lavalle)

El departamento de Lavalle está localizado al Noreste de Mendoza y constituye el rincón más árido de la provincia. La vida en el monte no es fácil. A la escasez de recursos hídricos se sumó la tala indiscriminada de vegetación nativa, especialmente la de bosquecillos de algarrobos, que fueron desapareciendo a través de los siglos. Así, el desmonte (para leña, durmientes para tendido de ferrocarril, fabricación de carbón y postes para viña) fue desertificando y modificando el paisaje natural (y social) de varios sectores de Lavalle. Esto motivó a que, a fines de 1980, se creara la Reserva Telteca, con el objetivo de preservar la flora autóctona, especialmente los bosques de algarrobos que se salvaron de la tala, además de chañares, chilca, jarilla y alpataco. Telteca es refugio de animales como felinos, pájaros y reptiles pequeños. El territorio protegido cubre 38 mil hectáreas, que también alberga una extensión de desierto llamado “Altos limpios”, una especie de mini Sahara local, cuyas formaciones medanosas llegan a alcanzar 20 metros de altura en algunos sectores. Fácilmente reconocibles desde la ruta y a unos 100 kms de la ciudad de Mendoza , sin duda, son una buena excusa para hacer un alto en el camino, disfrutar de un safari fotográfico, recorriéndolas a pie o a caballo. Su arena movediza esconde leyendas y cuentos, como el de Dragui Lucero y su “Hachador de los altos limpios”, el espíritu de un hombre sin ojos que deambula de noche, atemorizando a los puesteros que atraviesan las dunas. Leé más de Lavalle aquí

Por la gran amplitud térmica, te recomendamos visitar Telteca en otoño o primavera para esquivarle al intenso frío (o al calor extremo). La reserva cuenta con guardaparque, área de picnic y acampe agreste. No hay agua potable ni proveduría, fundamental ir bien provistos.


Payunia (Malargüe)

Con más de 800 cráteres inactivos, esta reserva tiene una de las mayores diversidades del planeta en cuanto a volcanes se refiere (de los que destacan el Payun Matrú y Payún Liso, de alrededor de 3700 m) . La actividad volcánica que dio origen al paisaje actual se produjo a fines de la era Terciaria. Hay grandes campos de roca fundida y materiales fragmentados que generan una visual impactante. Sus planicies, pampas y laderas cubiertas de tonos negros, ocres y rojos constituyen una verdadera belleza paisajística de transición a la Estepa Patagónica, refugio de guanacos, flora y yacimientos arqueológicos.


El mejor momento para visitar Payunia es de marzo a octubre y es necesario entrar con guía oficial y, en lo posible, circular en vehículo doble tracción. También se puede contratar la excursión con base en General Alvear.


Hay servicios de guardaparques, centro de interpretación y sanitarios pero no cuenta con área para camping.
Es importante llevar agua potable
ya que no hay suministro en la reserva. El circuito de Payunia demanda todo el día, por lo que conviene hacer base en Malargüe y disponer de toda una jornada para recorrerla. La reserva es ideal para amantes del trekking, la fotografía y avistaje de flora y fauna.


Casuchas del rey (Las Heras)

¿Quién no las divisó camino a Chile o detuvo el auto para curiosear más de cerca? Al contemplarlas posiblemente pase desapercibido pero éstas casuchas constituyen las construcciones más antiguas de la provincia y, por ende, patrimonio histórico y arquitectónico de gran valor para Mendoza. En ellas se refugiaron personajes como el General Las Heras, Sarmiento, Espejo, Bernardo O Higgins o Charles Darwin.
Fueron mandadas a construir por el Gobierno de Chile (cuando Mendoza aún era parte de la Capitanía de Chile, a fines de 1700).


La casuchas eran refugios de arrieros, empleados de correo y viajeros, utilizados en sus largas travesías trasandinas. Antes de la llegada del otoño, se las aprovisionaba con charqui (carne salada secada al sol), azúcar, yerba, leña y ají para combatir el mal del altura. Por lo que cuando un viajero llegaba, encontraba abrigo para pasar la noche y víveres.

De planta circular o cuadrada y techos abovedados, que facilitaban el escurrimiento de la nieve, estaban construidas en ladrillos cocidos traídos de Chile asentados con mortero de cal. El nivel interior, notablemente más alto que el del suelo circundante, permitía el acceso aún en las peores condiciones climáticas.


Se las conserva dentro de Área Protegida desde 2015 y son tres: Casuchas de las Cuevas, Casucha del Paramillo de las Cuevas y Casucha de Los Puquios. Si estás planeando vacaciones en Mendoza, conocelas en el tour de Alta Montaña que propone Trout & Wine


Villavicencio (Las Heras)


A unos 50 kms de la ciudad de Mendoza se encuentra la reserva Villavicencio, que es bien conocida por el manantial de aguas surgentes, su antiguo hotel y capilla. Se trata de una reserva natural privada ( declarada así desde el año 2000) de 70 mil hectáreas y conserva especies representativas de las ecoregiones de monte, puna y cardonal destacando el puma, los guanacos y la jarilla ( declarada flor provincial).

También hay yacimientos arquelógicos y el hotel (ícono de la marca Villavicencio) es Monumento Histórico Nacional desde 2013. Además, conserva un hito sanmartiniano: La estancia de Canota. El monumento se levanta en el mismo lugar donde el General San Martín dividió el ejército de los Andes en dos columnas, una a su mando y la otra al mando del General Las Heras para luego cruzar los Andes por diferentes pasos y liberar Chile.

Villavicencio queda en Ruta Provincial N° 52, Km. 50. Las Heras
turismo.villavicencio@danone.com
Está abierto Sábado, Domingo y Feriados de 11 a 18.30 hs, cuenta con un parador para almorzar pero no está permitido el acampe.

Trout & Wine ofrece recorridos de mediodía en Villavicencio o día completo, incluyendo caminata en Vaquerías, y regreso por Uspallata, haciendo el hermoso camino de caracoles y reservando un momento especial para contemplar el Aconcagua desde el punto panorámico de la Cruz de Paramillos

Laguna del Diamante (San Carlos)

La Laguna del Diamante está ubicada a 3.250 m y a los pies del volcán Maipo (5.323 m) en la Cordillera de los Andes. Su imponente paisaje está compuesto de vegas altoandinas y campos de escoria volcánica que generan gran impacto visual junto al espejo de agua.

El avistaje de tropillas de guanacos es habitual y uno de sus grandes atractivos. Si te gusta la pesca, sos amante de la fotografía, las caminatas o vas por el lado del andinismo este es el sitio ideal para vos. Producto de la altura y cercanía a la cordillera, el camino de ripio a la reserva suele estar inhabilitado, ¿el mejor momento para visitar Laguna del Diamante? El verano, desde mediados de diciembre hasta fines de febrero.

Podés pasar el día en la reserva aunque te recomendamos llevar la carpa y pasar la noche. Importante: para acceder a la reserva tenés que solicitar tu turno en Recursos Naturales y pagar el ingreso corespondiente. Tené en cuenta que en la reserva no hay sanitarios ni suministro de agua potable o proveduría.

What's Your Reaction?
Delicious
0
Funny
0
Love
3
Moan
0
Wow
4
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 Issue Magazine Wordpress Theme. All Rights Reserved.

Scroll To Top