Now Reading
Las mascotas del malbec (Segunda parte)

Las mascotas del malbec (Segunda parte)

Algunas están de paso pero la mayoría se queda. Muchas establecen lazos emocionales, otras asumen roles notables. Todas tienen una historia que contar.
Éstas son las mascotas más mimadas de las bodegas de Mendoza, parte 2

1
Los zorros de Corazón del Sol

Visitas. Foto: Carolina Fuller

Hemos tenido varios “pasajeros” entrando y saliendo de Corazón del Sol. Sobre todo perros que luego han sido adoptados, dice Carolina Fuller (encargada de Hospitalidad de la bodega).
Pero desde hace algún tiempo, Caro y el resto del equipo de la bodega del “Doc” Madaiah Revana, detectaron que en los alrededores del viñedo – y yendo y viniendo en ese gran “enobarrio” de bodegas que conforma el proyecto The Vines- apareció una familia de zorros que parece sentirse muy a gusto y no se va. Vienen “a visitar”, cuenta divertida. Son picarones y muy cancheros. Pienso que andan como “de shopping” merodeando entre las bodegas vecinas, buscando comida.
Desde hace un par de primaveras aparecen nuevos retoños de familia. Este año son visibles Malbec, que según Caro parece ser la hembra, Cabernet Franc (el macho) y su cría: Cabernet Sauvignon.🦊🦊🦊

2
La Gorda Chancha de La Azul

La Gorda. Foto: Ezequiel Fadel

Cuando le pregunto si tiene mascotas, Ezequiel Fadel responde divertido: Tenemos una perra, se llama “la Gorda Chancha”.
Parece que la Gorda llegó a la bodega hace unos siete años y con cría. Los cachorros fueron ubicados con nuevas familias pero ella se quedó. La perrita recibe feliz a turistas y comensales. Eso sí, cuando alguien la quiere acariciar, no se deja tocar. Se ve que la han golpeado cuando era cachorra y quedó con miedo, explica Ezequiel.
Eze cuenta que, desde que llegó, se ocupó de ella:

Soy veterinario así que, cuando apareció, la llevé a casa, la castré y luego dejé que se instale en la bodega. Y ahí está la Gorda… De martes a domingo (que hay gente) en la bodega; El domingo a la noche se acerca a la posada, donde está mi vieja. Allí hay dos perras más y se queda para que le den de comer y la mañoseen un poco. Y el martes – cuando volvemos – la encontramos paradita en la tranquera, siempre esperándonos a la misma hora ❤️

3
Las ovejas obedientes de Piedra Negra

Elodie Darras, jefa de turismo y ventas de bodega Piedra Negra, relata que en la finca orgánica abundan ovejas. Su presencia tiene dos objetivos: Abonar la tierra y reducir la maleza. Las ovejas ofrecen uno de los mejores fertilizantes naturales, ya que los granos de estiércol tardan en disolverse en el suelo, además reducen la vegetación invasiva en el viñedo. Aplicadamente, y casi con profesionalismo, el rebaño se encarga de pastar y dejar sus “regalitos” todos los días. No tienen nombre ni hemos vinculado de manera especial con ninguna, confiesa Elodie, pero son parte de la familia de Piedra Negra y a la gente les encanta escucharlas balar y verlas demabular por el viñedo 🐑🐑🐑🐑

4
Lobo de Mendel

Lobo apareció en Marzo de este año, buscando reforzar la seguridad de la bodega. Silvina Puebla (Sommelier y encargada de hospitalidad de Mendel) cuenta que a diferencia de otras mascotas que hubo en el pasado, Lobo no está acostumbrado a las visitas y, si bien es un perro bueno y dócil, no se manifiesta tan sociable. A pocos días de haber sido adoptado se desencadenó la crisis del Covid-19 así que, prácticamente, el choco no sabe lo que son los turistas. Fiel a su nombre, Lobo se manifiesta solitario y taciturno, y solo parece estar a gusto con los trabajadores de la viña. Cada mañana, cuando ve llegar a los chicos, él se les une y acompaña durante todo el día… Como si fuera uno más que va a trabajar al campo. Es un callejerito bueno y muy guardián, finaliza Silvina. 🐺

5
Silvestre, Felicitas y las gallinas de Finca Adalgisa

Sivestre haciendo un check -in, junto a Luciano, en la Recepcion del hotel. Foto: Gabriela Furlotti

Silvestre es un gato, blanco y negro, que un día apareció en el hotel y decidió quedarse. Gabriela Furlotti cuenta que el territorio del minino es la recepción, el escritorio y la silla. Y, mientras él dedica sus horas al sosiego, Felicitas -su alter ego- hace de las suyas en el patio. Activa y cazadora, la gata suele obsesionarse con sus vecinas gallinas, invirtiendo horas de observación y estrategia de caza que nunca tienen éxito .

Silvestre festejando la primavera. Foto: Gabriela Furlotti

Por lo que termina conformándose con la caza de algún pajarito que trae a manera de ofrenda, ante la mirada de asombro del equipo de trabajo de Adalgisa. Su dominio es el espacio donde se sirve el desayuno. No porque pida comida, sino porque ese parece ser su lugar y le gusta estar rodeada de gente, momento que la encuentra remoloneando en alguna silla. Nuestros huéspedes son muy respetuosos de los animales y los gatos se sienten muy a gusto en este entorno, dice Gabriela.

Felicitas . Foto: Gabriela Furlotti

De hecho, los gatos despiertan tanto amor que cuando el hotel está por cerrar- en el mes de mayo- en los huéspedes se desata cierta preocupación por el destino de los felinos que, sin mayor problema, se mudan del hotel a la casa de Furlotti hasta su reapertura, en Octubre.

Las gallinas en pleno trabajo de finca . Foto: Gabriela Furlotti

Pero Finca Adalgisa no solo es un hotel, también es una bodega de concepto Estate que, junto a su viñedo (centenario) anualmente elabora unas 5000 botellas de malbec. Recientemente han iniciado un camino agroecológico así que fue importante considerar la biodiverisdad por lo que también adoptaron 11 gallinas y un gallo. Gabriela explica que éstos animalitos contribuyen a la sanidad de la viña, comiendo insectos y removiendo tierra. Y, además de ser excelente ponedoras, son mansas y coloridas.

El Gavilán. Foto: Gabriela Furlotti

Todas las mañanas se acercan a la puerta de la cocina para que les conviden su pancito. Luego toman baños de sol y, en la siesta, descansan al frescor de la sombra de un árbol. Es muy simpático verlas. Algunas temporadas también tenemos presencia de pichones de gavilanes. Una vez que crecen se van pero, en el mientras tanto, al igual que los gatos y las gallinas, contribuyen al biocontrol ya que (en su caso) mantienen palomas y catas alejadas. Nuestros animales no solo son muy queridos, también cumplen una función y son parte de un sistema.🐱🐔🦅

What's Your Reaction?
Delicious
2
Funny
9
Love
11
Moan
0
Wow
6
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 Issue Magazine Wordpress Theme. All Rights Reserved.

Scroll To Top