Now Reading
Todas las fichas puestas: la historia de la Fiesta de la Vendimia

Todas las fichas puestas: la historia de la Fiesta de la Vendimia

Charlie O’Malley echa luz sobre la historia de la Vendimia

Los días previos a la vendimia siempre son inquietantes, especialmente en la región en que una tormenta de granizo puede liquidar tu cosecha con cinco minutos de impactos de hielos del tamaño de una pelota de golf. Mendoza pierde entre el 10 y el 15% de su producción de frutas a causa de estas tormentas de tenor bíblico que dejan un desastre de uvas trituradas entre hielos en el suelo de los viñedos. Los bodegueros suspiran con alivio cuando la cosecha finalmente concluye. Tradicionalmente los trabajadores de la viña celebraban con bailes y con no pocas damajuanas de vino. Una mujer joven era seleccionada de entre los cosechadores y coronada con un ramo de uvas. Ella se convirtió en la Reina de la Vendimia, un símbolo de belleza, optimismo y acción de gracias.

A partir de estos informales comienzos, nació la Vendimia y la fiesta creció generando a su vez un concurso de belleza con pretenciones de estilo carnavalezco. Abril de 1913 fue una fecha importante en su evolución. Un congreso de negocios en Mendoza terminó con una procesión de carruajes, cada uno representando a un viñedo, que atravesaron con su traqueteo las calles de la ciudad. Un desfile había nacido.

Sin embargo, recién en 1936 la primera reina oficial de la vendimia fue elegida, reconocida por el gobierno provincial. Debido a sus raíces de clase trabajadora, muchas familias de clase media eran renuentes a que sus hijas entraran al concurso. Esto cambió pronto a medida que los premios comenzaran a ser más jugosos, y el título ganara en prestigio. 1936 también fue el año en el que se empezó a cobrar una entrada al festival, justificado en que el show sería de mayor espectacularidad. Góndolas decoradas flotaron en el lago del parque y fuegos artificiales entretuvieron a multitudes entusiasmadas.

Noemí Ongarato, Suárez, Reina nacional de la Vendimia del año 1945. Maipú. Mendoza. Source: www.mendozantigua.blogspot.com.ar

La popularidad creciente del festival creo problemas. Una mayor cantidad de asistentes hizo muy difícil encontrar un lugar apropiado para los organizadores. Se hizo necesario encontrar un lugar que albergara la celebración y la coronación de la reina. Y fue un problema concurrente por 30 años. En 1939 la iglesia entró en la celebración con la primera Bendición de los Frutos. Una estatua de la Virgen de la Carrodilla ahora preside la ceremonia, encabezando la procesión.

También en ese año se usó un lugar apropiado para el acto central y los organizadores decidieron que era mejor que la audiencia estuviera en suspenso, para anunciar la reina al final de la celebración, en lugar de al principio. En 1940 usaron un escenario gigante flotante en el lago del parque rodeado de góndolas iluminadas. Suena hermoso, aunque toda esa agua, electricidad y alcohol debe haber sido una pesadilla para la salud y la seguridad. Por capricho de la naturaleza una violenta tormenta forzó que la celebración se hiciera puertas adentro. La reina fue elegida en el antiguo Plaza Hotel (ahora el Park Hyatt) y el carnaval pospuesto para el lunes siguiente.

Finalmente en 1963, un anfiteatro de estilo griego fue abierto en el parque. Finalmente el espectáculo principal tuvo un hogar y se celebró con una muestra de luz, sonido y fuegos artificiales. El festival crecía. Lo que comenzó como una fiesta tradicional en el campo, se convirtió en un deslumbrante y sofisticado espectáculo, logrado con encanto y profesionalismo. La reina de la Vendimia, originalmente un homenaje al trabajo y sacrificio de las mujeres en el campo, evolucionó a ser una embajadora de Mendoza, representando las virtudes de la gente y la belleza de la zona. El festival pasó a ser la vidriera para la ciudad y para la región, y un elemento de atención para las clases medias acomodadas de Buenos Aires.

El festival ha evolucionado en un asunto de dos meses con múltiples eventos que incluyen degustaciones de vino en las calles de la ciudad, festival de jazz en el parque e incluso una alternativa gay.

Los desfiles

La Via Blanca y el Carrusel

Aquí vamos: el carnaval propio de Mendoza que celebra el vino, las mujeres y la historia argentina. Hay dos desfiles, similares en contenido. La principal diferencia es una: la vía blanca acontece de noche y el carrusel le da comienzo a la próxima mañana. Los dos son en esencia festivales callejeros que atraen a 100.000 espectadores.

Ellos vienen a ver y a apoyar a una extensa fula de músicos y artistas, carruajes tirados a caballo y carrozas suntuosas. En ellos van las reinas de cada distrito, largando besos y realmente saludando a la audiencia. Escuadrones de gauchos galopan con toda su gloria. Preste atención a los tetrapacks que vuelan regalados por las reinas al público. Un año, una de las asistentes fue impactada por un melón, lo que le causó una contusión. Las personas se caen a las acequias al tirarse para ver si agarran una uva voladora.

Curiosidades

Evita vino en 1947 y graciosamente rehusó una propuesta de ser la reina de la Vendimia. El Festival es una forma de medir la popularidad del gobernador. Cuando entra al anfiteatro, puede ser aclamado o abucheado. Algunas veces envía a algunos funcionarios de segunda línea de antemano para verla reacción del público y evitarse alguna situación embarazosa. En enero de 1970, la ciudad de Mendoza sufrió un terrible aluvión, donde murieron muchas personas y destruyeron muchos autos y hogares. Sin embargo el show debe continuar y la Vendimia se llevó a cabo con un gran éxito.

El panel de jueces que elige la reina alguna vez fue un pequeño y elitista grupo de embajadores y dignatarios. Ahora es una abultada masa de más de 1000 representantes. En caso de un empate, la reina se decide por la lotería. Ocurrió en 1947.

El Acto Central

Este el la gran conclusión, llevada a cabo en el Teatro Griego Frank Romero Day (Parque General San Martin). 25000 asistentes pagan para ver un show espectacular de luces y sonido. Cientos de bailarines, músicos y actores muestran su talento en un escenario gigante. Para cerrar el espectáculo, la reina de la Vendimia es elegida y se la corona en medio de fanfarria y fuegos de artificio. Apúntame con esos punteros láser.

Luego, como si fuera poco, el show tiene dos repeticiones, así que no tienes excusa para perdértelo.

Momentos importantes del festival

La vendimia es un asunto gigante, y no nos referimos a las carrozas hechas de papel maché que salen a rodar cada año. Ya en los comienzos de enero comienzan los eventos con las elecciones de las reinas regionales, que vestidas de largo y con tiaras en sus cabezas, aparecen en los diarios y en la televisión mientras son paseadas en la caja de un camión Iveco. Pronto esas afortunadas chicas tendrán en distintos lugares de la ciudad,  sus gigantografías acompañadas del nombre de lugar que representan. Luján de Cuyo es siempre una de las favoritas.

Los eventos son muchos y variados y no siempre involucran rouge y maquillaje. Cine a cielo abierto en el parque, teatro callejero  y talleres de música para niños son algunos de las actividades que aparecen listadas en el itinerario publicado en www.vivivendimia.com.ar Aquí sen encuentra la lista de los eventos principales y que más público atraen.

¿Qué necesitas para producir tamaño show?

3000 metros cuadrados de escenario

25000 luces

3500 hojas de chapa

2500 metros cuadrados de madera

4000 trajes

500 kilos de fuegos artificiales

1000 personas gritándose el uno al otro

Tickets y cuestiones prácticas

Cada zona de la audiencia del anfiteatro se llama según una variedad de vino y obviamente el Malbec tiene el orgullo de ser el que se encuentra de frente al escenario. Los tickets no salen a la venta hasta varias semanas antes del evento y son difíciles de conseguir, especialmente para visitantes que coincidentemente eligieron pasar unos días justo el fin de semana del festival. Lo mejor es contactar un agente de viajes local tal como Aymará o CATA que organiza traslados con coordinación durante el evento.

Tome en cuenta que el lugar del show es en una zona aislada dentro del parque con accesos no muy buenos y falta de infraestructura. Concurra preparado, especialmente con una mullida almohada para esos fríos y duros asientos de concreto. Las repeticiones son mejores que la noche principal, ya que se evita el tedio de la elección de la reina. Prepárese para lidiar con multitudes y con asientos muy pegados uno al otro.

What's Your Reaction?
Delicious
0
Funny
0
Love
0
Moan
0
Wow
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 Issue Magazine Wordpress Theme. All Rights Reserved.

Scroll To Top