Descubriendo la mística montaña

Jasmine Montgomery se sube a su bici y nos cuenta acerca de algunas de las mejores rutas alrededor de Mendoza y sus montañas.

Es difícil pasar por alto la cordillera de Los Andes cuando se visita Mendoza, no sólo por su increíble presencia física, pero también por su gran historia. Los andes han dado testimonio del nacimiento de la historia de la región, mientras jugaban un rol protagónico. Inmensas y pasmosas, la cordillera posa con una despótica presencia con eco en la ausencia supernatural de sonido alguno. Bramando de energía, un coro silencioso silba a través de la vastedad del pasisaje.

Que mejor manera de domar este majestuoso lugar que un corcel de dos ruedas, y por ello me refiero a la bicicleta. Con reminiscencias a San Martín a caballo liderando el pueblo a la independencia, montar una bicicleta a través de este terreno es una declaración de tu joven independencia. Como los pasos de los Incas, abriendo su paso a través de picos desconocidos, la bici es un rito estimulante de traspaso, que significa que te has ganado la libertad de viajar en bici más allá del jardín de la casa de tus padres. Con el viento en la cara y el corazón bombeando, el ciclismo es una actividad heroica, sin edad, que todos podemos compartir.

Diez años atrás, la adversidad obligó a Fabián, el fundador y dueño de Mendoza Bikers montó su primer asiento de bici. Enfrentaba una lesión en la pierna que lo dejó prácticamente con una rodilla tiesa, y cree que el ciclismo le salvó la movilidad. Un corto paseo de tarde con amigos mutó a viajes de un día a Tupungato, y luego a travesías épicas cruzando la cordillera. Hoy en día Fabián es uno poco que tiene el derecho de fanfarroneo bien ganado, por haber seguido en bici los pasos del famoso desastre aéreo del equipo de rugby uruguayo, responsable de la horrible producción cinematográfica “VIVEN. Cinco años más tarde, aún sin satisfacer su necesidad de travesías con su compañera de dos ruedas, él comenzó a guiar visitantes de todas partes del mundo a lo largo de inmensas distancias.

Existe una variedad de expediciones en bici que uno puede agregar a su itinerario en Mendoza, pero “Mendoza bikers” parece ser la fuerza que reserva la montaña para ciclistas. Se encuentra equipado con bicicletas de primer nivel, una staff de 8 guías profesionales, un médico y un nutricionista deportivo. Mendoza bikers te introduce en el paisaje montañoso ofreciéndote una variedad de 6 experiencias extremas de día completo a través de picos o travesías diarias en altura. Estas actividades pueden ser experimentadas como “descenso controlado” apto para cualquier nivel de ciclista o “desafío de ascenso” apto para cualquier atleta que busque empujar sus límites.

Excursión al Cristo Redentor: comience un viaje cuesta abajo desde el más alto monumento en Sudamérica, una estatua de bronce del mismísimo Jesús, hito que marca la frontera entre Argentina y Chile. Desde una impresionante altura de 4500 metros sobre el nivel del mar, comenzará un impresionante descenso de 1500 metros por una sinuosa ruta de montaña. Visitará la pequeñísima población de Las Cuevas, los últimos habitantes  de toda la zona. A continuación tomará mucha velocidad hasta llegar al mirador del cerro  Aconcagua, para vislumbrarlo en su majestuosidad. Terminará el día cruzando el Puente del Inca, un asombroso puente natural que usaban los Incas en la antigüedad para cruzar el Río Cuevas.

Excursión a Paramillos: Comenzando a 3500 metros sobre el nivel del mar, en la histórica “Cruz de Paramillos” pasarás zumbando el mirador del Aconcagua mientras te desplomas por las polvorientas rutas hasta llegar a “el balcón”, una intrigante formación rocosa. A continuación comenzará uno de los más asombrosos descensos en Mendoza a través de los famosos “caracoles” de Villavicencio, que se jacta de tener más de 300 curvas, y circunda por la reserva natural protegida, hogar de una gran vida silvestre. Observe guanacos, cóndores y liebres criollas. Después de un increíble descenso de 1500 metros arribará al histórico hotel Termas de Villavicencio y a un lugar para picnic para almorzar al aire libre con platos de carnes curadas, quesos, frutos secos y pan casero.

Excursión a refugio Sacaravelli: comenzaras a 3700 metros de altura en el corazón de los andes para descender 1700 metros en la reserva del Manzano Histórico. Se dice que camino de regreso a su casa, el General San Martín descansó debajo de un manzano (el árbol frutal), en estos mismos montes. Siga el paso forjado por San Martin en su monumental regreso a casa, luego de liberar a Chile (Paso Piuquenes). Sea testigo de ríos anchos y cascadas en este circuito cargado de adrenalina.

Excursión Manzano: Comenzamos a 1800 metros sobre el nivel del mar, en el pintoresco “Puesto de Manzano”, un histórico puesto andino, casi salido de otra época. Aprecie manadas de chivos pastando y rápidos ríos glaciares. Contemple la ciudad de Mendoza y toda su vívida gloria desde las alturas de esta atracción. Finalice su camino en la pintoresca Chacras de Coria para una picada en el antiguo Hotel San Francisco.

Comparta esta experiencia inolvidable con personas de todo el mundo mientras pedalea entre los cerros en grupos de 20-25 ciclistas. La mayoría de las excursiones oscilan entre 700 a 800 pesos por ciclista e incluye la bicicleta, casco, transporte desde y hacia el hotel, almuerzo, agua, y seguro de accidentes personales. Las familias y los pedidos de servicios especiales son bienvenidos. Nada más que tu bicicleta como conductor entre vos y el poder de este mágico lugar. Consiéntase con un enérgico ejercicio en bici a través de las místicas montañas. Déjese llevar y enamórese de los distantes lugares a los que las bicis pueden llevarnos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *