Now Reading
Casa Fader: Mansión cuyana ATP

Casa Fader: Mansión cuyana ATP

Museo de Casa Fader

Recorremos el Museo Emiliano Guiñazú, o Casa Fader. Te contamos, ¡pero tenés que ir vos!

Ingreso a Casa Fader
Ingreso a Fader

¡Por fin terminaron de restaurarla! y abrieron sus puertas ATP y ATR (para todo público y a todo ritmo). Se trata de una impactante mansión de un siglo de antigüedad, pintada con grandes murales por la mano artística de Fernando Fader. Posee 96 hectáreas de terreno con laberintos de plantas y expresivas esculturas en sus jardines.

Fer o @lennoxmza en Instagram ¡un gran conversador! Nos recibió amablemente en el ingreso, nos acercó un poco de historia y nos contó que podés llevar el mate y las tortitas para quedarte a disfrutar los jardines hasta las 19:00 hs. Aunque no teníamos mate, pudimos aprovechar para echarnos en el pasto. Nos contó que a veces hacen eventos culturales, por ejemplo, la noche anterior había tocado una sinfónica en una de sus salas.

Para adentrarnos con un poco de historia, la mansión fue comprada en 1889 por Emiliano Guiñazú en estado muy deteriorado y abandonado, entonces él junto a su esposa Narcisa Araujo se dedicaron a recuperarla y transformarla en su residencia de verano. 

La casa super espaciosa, con techos altísimos, enormes galerías, pisos ajedrezados con ilusiones ópticas, ventanas y puertas gigantescas que te permiten ver sus jardines de ensueño desde el interior. 

Posee una habitación con piscina cubierta de mayólicas de exquisito gusto y lo más importante, todas las paredes están pintadas por Fernando Fader. Las pinturas son escenas rurales de la vida campestre y motivos florales, que nos recuerdan la influencia del pintor naturalista Heinrich Von Zügel, quien logró arraigar en Fader el amor por el “plein air” y la importancia de las excursiones a campo abierto, la naturaleza se erguía como su principal fuente de arte.

Mientras retrataba y pintaba la mansión, el pintor, se enamoró y se casó con Adela, la hija mayor de Emiliano Guiñazú, (nos cuenta fer) suponemos que todos los cuadros con retratos de la misma mujer que están dentro de una de las salas de la casa, podrían ser una representación de ella.

Más tarde, en 1945, Narcisa donó la casa al gobierno de la provincia, para que instale en ella un museo de Emiliano y Fernando. 

Hoy son un gran patrimonio artístico de las bellas artes mendocinas que te van a alucinar cuando vayas a ver.

¡Compartinos tu reseña!

What's Your Reaction?
Delicious
0
Funny
0
Love
0
Moan
0
Wow
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 Issue Magazine Wordpress Theme. All Rights Reserved.

Scroll To Top