Now Reading
Conoce la bodega CARO: corazón de vino y espíritu de tango

Conoce la bodega CARO: corazón de vino y espíritu de tango

Caro

Hemos pasado infinidad de veces por la esquina de Alvear y Belgrano sin embargo, ¿cuántos conocemos algo de su pasado o que allí funcionan no una, sino dos bodegas?

Cava. Foto: Bodega CARO

CARO surgió de la unión de dos amigos y grandes nombres del mundo vitivinícola global, como son CAtena y ROthschild. ¿El objetivo de este vínculo? Abordar el arte del contraste resultante de Malbec y Cabernet Sauvignon, de “viejo mundo” y “nuevo mundo”, de lo francés y lo argentino.

Hacia fines de 1990, la antigua bodega Escorihuela ocupaba todo el predio, allí en Godoy Cruz, y un sector del edificio estaba en desuso. Para ese entonces, Nicolás Catena (Catena Zapata) y el Barón Eric de Rothschild (Château Lafite), andaban con ganas de soldar voluntades y emprender. La anécdota cuenta que cuando Catena llevó Rothschild a conocer la cava de esa área abandonada del edificio, este manifestó que nunca se había sentido tan cerca de Francia (estando tan lejos).
Finalmente los socios acordaron y adquirieron el espacio. CARO se emplazó, entonces, en el ala Noreste de lo que fue la antigua bodega Escorihuela. Y, frente a ellá, quedó establecido el ingreso a la actual Bodega Escorihuela Gascón.
Al presente se elaboran tres líneas: Aruma, Petit CARO y CARO. Su producción anual es de 500 mil litros y sus viñedos están localizados en Altamira, Valle de Uco.

Cava. Foto: Bodega CARO

El edificio de CARO, desprendido de aquella antigua Escorihuela, y (particularmente) su cava, una de las más bellas de Mendoza, son una puerta para viajar en el tiempo.
La historia de construcción de la bodega se remonta a fines de Siglo XIX y constituye un patrimonio histórico y arquitectónico invaluable. Se trata de las primeras construcciones industriales realizadas post-terremoto (1861) donde, entre otros elementos, aparece el ladrillo en reemplazo del adobe y la quincha. El terreno fue adquirido por Don Miguel Escorihuela Gascón (el mismo que, años más tarde, estaría involucrado en la construcción del pasaje San Martín, del cual hablamos en esta otra nota).
Miguel era aragonés y llegó a Buenos Aires alrededor de 1870. Años más tarde viajó a Mendoza. Se casó y asoció a su cuñado, José Diaz Valentín, para comenzar un negocio vitivinícola. El edificio se construyó entre 1884 y 1895. La bodega original era descomunal, contaba con siete naves de producción y cavas subterráneas. Algunos tanques de fermentación tenían capacidad para hasta 300 mil litros. Actualmente, en el subsuelo, es posible apreciar la cava restaurada (de 1884) y, del otro lado, una pileta de concreto para fermentación (de 1895), que ocupa casi la misma superficie que la cava, denotando los volúmenes monumentales que solían vinificarse en una época de gran demanda en que el consumo de vino llegaba a los 90 litros de vino per cápita al año (hasta 2019, el consumo era de alrededor de 30 litros per capita al año).

Bodega CARO. Foto: Bodega CARO

Cuando Catena y Roschild comenzaron con este proyecto, el sector de la antigua bodega que acababan de adquirir llevaba décadas sin funcionar, por lo que el trabajo de restauración, rescate y acondicionamiento, a cargo de los arquitectos Roman Maldonado (puesta en valor estructural) y Ricardo Zumel ( interiores), fue grande y tomó su tiempo.
En el exterior, CARO sigue un estilo arquitectónico neo romano y español. Y en su fachada hay un rosetón en el que aparece un hombre junto a un barril que corresponde a “El aragonés”, uno de los vinos emblema que elaboraba la antigua bodega Escorihuela.

Además de visitas con degustación, en CARO siempre hay exposiciones de artistas locales y shows de tango con música en vivo, constituyendo uno de los pocos espacios donde poder disfrutar de una actividad tanguera en la provincia. Además de ser la única bodega noctámbula de Mendoza, puesto que ofrece actividades hasta las 22 hs.
En breve estiman inaugurar virtualmente una nueva muestra de arte mientras (todos los que alguna vez nos vimos envueltos en su espíritu) esperamos que la cava, las degustaciones y el tango vuelvan pronto.

Presidente Alvear 151. caro@bodegascaro.com . Tel.4530963

What's Your Reaction?
Delicious
8
Funny
0
Love
18
Moan
0
Wow
11
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 Issue Magazine Wordpress Theme. All Rights Reserved.

Scroll To Top