Now Reading
¿A dónde están los sommeliers?

¿A dónde están los sommeliers?

Los sommeliers, o sumilleres en España, son esas peculiares criaturas amantes del vino. “Winelovers” certificados, con amplios y verdaderos conocimientos de esta bebida, del terroir, de la cepa, de la añada y del mundo vitivinícola en general.

Pero, ¿dónde están los sommeliers y el resto de los profesionales de servicio del vino?

Lo cierto es que no están en las bodegas, o al menos no lo suficiente. Están maridando en sus casas, en terrazas mendocinas o, paradójicamente, trabajando fuera de la provincia. Se están formando en la EAS (Escuela Argentina de Sommeliers) o en Wine Institute, entre otros. 

Pero no los vemos en las bodegas o en las ferias de vino, donde la presencia de promotoras es la que prima.

Comodines del vino

Promotoras, empleados de otras áreas y un sinfín de comodines que, al final de cuentas, no suelen tener los conocimientos y habilidades que tiene un sommelier o profesional del vino, se hacen cargo de representaciones, ferias o eventos del ambiente. 

Actualmente la formación de profesionales del vino, específicamente de sommeliers, en Mendoza está activa. “Cada año se reciben aproximadamente 20 profesionales de la EAS”, nos cuenta Bárbara Jones, coordinadora académica de esa institución.

Wine Institute, además de sus carreras de Sommellerie, Enología, Enoturismo, Marketing y Comercialización de
Vinos ofrece cursos de capacitación cortos, de cata, de té, de aceite de oliva y de inglés vitivinícola, entre otros.

Sin embargo, es elección de las bodegas que sus embajadores sean promotoras o ignotos en el tema.

La belleza ¿todo lo puede?

Seguramente los salarios de una promotora y de un sommelier se llevan varias cifras de distancia, motivo por el que pensamos que justifican su contratación.

Otro punto a favor de las promotoras es la imagen. En este caso, el carisma y la belleza valen más que el conocimiento, y quien asiste a un stand a cargo de un no-profesional, se queda con más preguntas que respuestas.

¿Una conclusión apresurada? Presupuesto, predilección por la imagen, irresponsabilidad y cuando no una cierta connotación machista son lo que notamos en esta decisión. 

Quieren mejores ventas, pero olvidan que el servicio es una de las primeras conexiones entre el potencial cliente y la marca. Y en un servicio lleno de dudas, donde la copa gotea, el cliente deja de ser potencial y pierde rotundamente el interés.

¡Profesionales a la vista!

Según Jones, “Cada vez son más las bodegas que buscan un estudiante o graduado de la carrera de Sommellerie, para la atención de sus stands”.

Para ella (y para nosotros también) alumnos y graduados tienen los conocimientos para ofrecer un buen servicio en el evento que se los contrate, desde la temperatura adecuada para cada estilo de vino, elementos necesarios, apertura, conservación, aparte de la información extra sobre elaboración, viticultura, geografía vitivinícola y sugerencia sobre maridajes, entre otros.

Lo cierto es que, afortunadamente, las bodegas están buscando profesionales o capacitándolos en el tema. Pero todavía no podemos decir que todas lo hagan.

León Zelaya. 

 

 

What's Your Reaction?
Delicious
0
Funny
0
Love
0
Moan
0
Wow
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 Issue Magazine Wordpress Theme. All Rights Reserved.

Scroll To Top